¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Reservado a los miembros del grupo 002.
Diego Hoyo Martínez

¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Diego Hoyo Martínez » Mié Mar 21, 2012 2:28 pm

Confesión

La lluvia a mitad de siglo,
no se deja caer mansamente,
se estrella contra los párpados míos
haciéndome arrugar la frente.

Es la tropelía, el desafuero sufrido
por esas gotas enérgicamente hirientes.
De la media centuria no resguarda el silo:
será la indecencia que nos hará penitentes.

Seré parte del hato de los del exilio,
estaré donde apuntan los dedos insolentes,
marcado con un hierro este delirio
sobre la piel, delito, delirio incandescente.

Que seré esclavo del ajeno arbitrio,
que mi vergüenza recogerá su merced,
se ausentarán cordura y equilibrio
en el afán de su cinismo defender.

¡Que las lágrimas ciencuentenarias no siempre se derraman mansas!
¡Que cada mermada destreza es un trágico fracaso y el principio del siguiente!
¡Que nadie creerá el dolor y la ansiedad de la injusticia disimulada!
¡Que en la absoluta soledad es fácil resistir y ser valiente!

Cosme Gabriel Chantes Herrera

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Cosme Gabriel Chantes Herrera » Jue Oct 18, 2012 4:43 am

Un aplauso a esa magnífica manifestación de rima...

Laura

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Laura » Jue Ago 15, 2013 10:12 pm

La mala suerte- Charles Baudelaire

Para alzar un peso tan grande
¡Tu coraje haría falta, Sísifo!
Aun empeñándose en la obra
El Arte es largo y breve el Tiempo.

Lejos de célebres túmulos
En un camposanto aislado
Mi corazón, tambor velado,
Va redoblando marchas fúnebres.

-Mucha gema duerme oculta
En las tinieblas y el olvido,
Ajena a picos ya sondas.

-Mucha flor con pesar exhala
Como un secreto su grato aroma
En las profundas soledades.

Avatar de Usuario
cad
Mensajes: 332
Registrado: Mar Jul 23, 2013 12:55 pm
Ubicación: City Bell/Buenos Aires - Argentina

Quien puede completar?

Mensaje por cad » Vie Ago 16, 2013 1:40 am

Gracias Diego, aunque no suelo disfrutar la poesía esta propuesta me ha hecho recordar algunos versos de soneto:

Bajel pirata que llaman
por su bravura el temido
en todo mar conocido
del uno al otro confín...

Quien puede completarlo y recordarme tambien al autor?
Gracias.
Claudio A. de Andrea.-

Laura

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Laura » Vie Ago 16, 2013 7:12 am

Cad, es "La canción de pirata", de José de Espronceda. Me encanta. Me la sé entera. :mrgreen:



Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín;
bajel pirata que llaman
por su bravura el Temido
en todo el mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
Y allá a su frente Estambul:

-Navega, velero mío,
sin temor
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra,
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

A la voz de ¡barco viene!,
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar:
que yo soy el rey del mar
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual:
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río:
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena
colgaré de alguna entena
quizá en su propio navío.

Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di
cuando el yugo
del esclavo
como un bravo sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento,
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Avatar de Usuario
cad
Mensajes: 332
Registrado: Mar Jul 23, 2013 12:55 pm
Ubicación: City Bell/Buenos Aires - Argentina

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por cad » Vie Ago 16, 2013 12:25 pm

Gracias Laura, evidentemente no se trata de un soneto.
Voy a ver si encuentro uno (soneto) de Jorge Luis Borges llamado la brújula. De él sólo recuerdo pocas palabras del comienzo "Si alguien o algo existe..."

A todos los compañeros admiro por como se expresan con la guitarra. En tu caso también he de agregar la memoria!

Saludos!
Claudio A. de Andrea.-

Laura

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Laura » Vie Ago 16, 2013 1:28 pm

Truco infalible para aprenderse "La canción del pirata".
Escucharla en modo de canción. Verás como así de te queda, Cad. ;-) http://www.youtube.com/watch?v=5k-QLyo9 ... ata_player

Avatar de Usuario
cad
Mensajes: 332
Registrado: Mar Jul 23, 2013 12:55 pm
Ubicación: City Bell/Buenos Aires - Argentina

Lo prometido es deuda...

Mensaje por cad » Sab Ago 17, 2013 4:40 pm

Una brújula

a Esther Zemborain de Torres

Todas las cosas son palabras del
Idioma en que Alguien o Algo, noche y día,
Escribe esa infinita algarabía
Que es la historia del mundo.En su tropel

Pasan Cartago y Roma, yo, tú, él,
Mi vida que no entiendo, esta agonía
De ser enigma, azar, criptografía
Y toda la discordia de Babel.

Detrás del nombre hay lo que no se nombra;
Hoy he sentido gravitar su sombra
En esta aguja azul, lúcida y leve,

Que hacia el confín de un mar tiende su empeño,
Con algo de reloj visto en un sueño
Y algo de ave dormida que se mueve.

Jorge Luis Borges.
Claudio A. de Andrea.-

Avatar de Usuario
Abraham Mencara Ramírez
Mensajes: 1937
Registrado: Mar Mar 12, 2013 2:58 pm
Ubicación: Islas Canarias - España

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Abraham Mencara Ramírez » Mar Ago 20, 2013 3:24 pm

Diego Hoyo Martínez escribió:Confesión

La lluvia a mitad de siglo,
no se deja caer mansamente,
se estrella contra los párpados míos
haciéndome arrugar la frente.

Es la tropelía, el desafuero sufrido
por esas gotas enérgicamente hirientes.
De la media centuria no resguarda el silo:
será la indecencia que nos hará penitentes.

Seré parte del hato de los del exilio,
estaré donde apuntan los dedos insolentes,
marcado con un hierro este delirio
sobre la piel, delito, delirio incandescente.

Que seré esclavo del ajeno arbitrio,
que mi vergüenza recogerá su merced,
se ausentarán cordura y equilibrio
en el afán de su cinismo defender.

¡Que las lágrimas ciencuentenarias no siempre se derraman mansas!
¡Que cada mermada destreza es un trágico fracaso y el principio del siguiente!
¡Que nadie creerá el dolor y la ansiedad de la injusticia disimulada!
¡Que en la absoluta soledad es fácil resistir y ser valiente!
Gracias Diego, me ha gustado mucho.

Laura

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Laura » Lun Ago 26, 2013 1:59 pm

"El Poeta come-leones en la guarida (cabaña o caverna) (chino tradicional: 施氏食獅史, chino simplificado: 施氏食狮史, pinyin: Shī Shì shí shī shǐ) es un famoso ejemplo de Escritura constreñida por Zhao Yuanren el cual consiste en 92 caracteres chinos, todos con el sonido shi en diferentes tonos cuando es leído en mandarín. El texto, aunque escrito en chino clásico, puede ser fácilmente comprendido por la mayoría de los lectores cultos. Sin embargo, cambios en la pronunciación durante más de 2500 años han dado lugar a un alto grado de homofonías en el Chino Clásico, así que el poema se ha convertido en completamente incomprensible cuando es pronunciado en pǔtōnghuà o al escribirlo romanizado."

« Shī Shì shí shī shǐ »

Shíshì shīshì Shī Shì, shì shī, shì shí shí shī.
Shì shíshí shì shì shì shī.
Shí shí, shì shí shī shì shì.
Shì shí, shì Shī Shì shì shì.
Shì shì shì shí shī, shì shǐ shì, shǐ shì shí shī shìshì.
Shì shí shì shí shī shī, shì shíshì.
Shíshì shī, Shì shǐ shì shì shíshì.
Shíshì shì, Shì shǐ shì shí shì shí shī.
Shí shí, shǐ shí shì shí shī, shí shí shí shī shī.
Shì shì shì shì.


Traducción:

En una guarida de piedra estaba el poeta Shi, al que le encantaba comer leones, y decidió comerse diez.
Solía ir al mercado a buscar leones.
Un día a las diez en punto, diez leones acababan de llegar al mercado.
En aquel momento, Shi también acababa de llegar al mercado.
Viendo esos diez leones, los mató con flechas.
Trajo los cadáveres de los diez leones a la guarida de piedra.
La guarida de piedra estaba húmeda. Pidió a sus siervos que la limpiaran.
Después de que la guarida de piedra fuese limpiada, intentó comerse esos diez leones.
Cuando los comió, se dio cuenta de que esos diez leones eran en realidad diez cadáveres de leones de piedra.
Intenta explicar esto.


Y lo más curioso, que es escucharlo:
http://www.youtube.com/watch?v=vExjnn_3ep4

Laura

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Laura » Lun Sep 30, 2013 10:26 am

Un clasicazo:

El soliloquio de Hamlet de W. Shakespeare:


¡Ser, o no ser, es la cuestión! -¿Qué debe
más dignamente optar el alma noble
entre sufrir de la fortuna impía
el porfiador rigor, o rebelarse
contra un mar de desdichas, y afrontándolo
desaparecer con ellas?

Morir, dormir, no despertar más nunca,
poder decir todo acabó; en un sueño
sepultar para siempre los dolores
del corazón, los mil y mil quebrantos
que heredó nuestra carne, ¡quién no ansiara
concluir así!

¡Morir... quedar dormidos...
Dormir... tal vez soñar! -¡Ay! allí hay algo
que detiene al mejor. Cuando del mundo
no percibamos ni un rumor, ¡qué sueños
vendrán en ese sueño de la muerte!
Eso es, eso es lo que hace el infortunio
planta de larga vida. ¿Quién querría
sufrir del tiempo el implacable azote,
del fuerte la injusticia, del soberbio
el áspero desdén, las amarguras
del amor despreciado, las demoras
de la ley, del empleado la insolencia,
la hostilidad que los mezquinos juran
al mérito pacífico, pudiendo
de tanto mal librarse él mismo, alzando
una punta de acero? ¿quién querría
seguir cargando en la cansada vida
su fardo abrumador?...

Pero hay espanto
¡allá del otro lado de la tumba!
La muerte, aquel país que todavía
está por descubrirse,
país de cuya lóbrega frontera
ningún viajero regresó, perturba
la voluntad, y a todos nos decide
a soportar los males que sabemos
más bien que ir a buscar lo que ignoramos.
Así, ¡oh conciencia!, de nosotros todos
haces unos cobardes, y la ardiente
resolución original decae
al pálido mirar del pensamiento.
Así también enérgicas empresas,
de trascendencia inmensa, a esa mirada
torcieron rumbo, y sin acción murieron.

Kevin

Re: ¿Unos poemas? ¿Les apetece, compañeros?

Mensaje por Kevin » Mié Oct 09, 2013 1:59 pm

Décima muerte (Xavier Villaurrutia)

¡Qué prueba de la existencia
habrá mayor que la suerte
de estar viviendo sin verte
y muriendo en tu presencia!
Esta lúcida conciencia
de amar a lo nunca visto
y de esperar lo imprevisto;
este caer sin llegar
es la angustia de pensar
que puesto que muero existo.

Si en todas partes estás,
en el agua y en la tierra,
en el aire que me encierra
y en el incendio voraz;
y si a todas partes vas
conmigo en el pensamiento,
en el soplo de mi aliento
y en mi sangre confundida
¿no serás, Muerte, en mi vida,
agua, fuego, polvo y viento?

Si tienes manos, que sean
de un tacto sutil y blando
apenas sensible cuando
anestesiado me crean;
y que tus ojos me vean
sin mirarme, de tal suerte
que nada me desconcierte
ni tu vista ni tu roce,
para no sentir un goce
ni un dolor contigo, Muerte.

Por caminos ignorados,
por hendiduras secretas,
por las misteriosas vetas
de troncos recién cortados
te ven mis ojos cerrados
entrar en mi alcoba oscura
a convertir mi envoltura
opaca, febril, cambiante,
en materia de diamante,
luminosa, eterna y pura.


No duermo para que al verte
llegar lenta y apagada,
para que al oír pausada
tu voz que silencios vierte,
para que al tocar la nada
que envuelve tu cuerpo yerto,
para que a tu olor desierto
pueda, sin sombra de sueño,
saber quede ti me adueño,
sentir que muero despierto.

La aguja del instantero
recorrerá su cuadrante,
todo cabrá en un instante
del espacio verdadero
que, ancho, profundo y señero,
será elástico a tu paso
de modo que el tiempo cierto
prolongará nuestro abrazo
y será posible acaso,
vivir después de haber muerto.

En el roce, en el contacto,
en la inefable delicia
de la suprema caricia
que desemboca en el acto,
hay el misterioso pacto
del espasmo delirante
en que un cielo alucinante
y un infierno de agonía
se funden cuando eres mía
y soy tuyo en un instante.

Hasta en la ausencia estás viva:
porque te encuentro en el hueco
de una forma y en el eco
de una nota fugitiva;
porque en mi propia saliva
fundes tu sabor sombrío,
y a cambio de lo que es mío
me dejas sólo el temor
de hallar hasta en el sabor
la presencia del vacío.

Si te llevo en mí prendida
y te acaricio y escondo;
si te alimento en el fondo
de mi más secreta herida;
si mi muerte te da vida
y goce mi frenesí
¡qué será, Muerte, de ti
cuando al salir yo del mundo,
deshecho el nudo profundo,
tengas que salir de mí?

En vano amenazas, Muerte,
cerrar la boca a mi herida
y poner fin a mi vida
con una palabra inerte.
¡Qué puedo pensar al verte,
si en mi angustia verdadera
tuve que violar la espera;
si en la vista de tu tardanza
para llenar mi esperanza
no hay hora en que yo no muera!

Volver a “El cafe”