Donde estan los oficiales de los luthiers

Mantenimiento, compra, venta y consultas sobre luthería.
Victor

Re: Donde estan los oficiales de los luthiers

Mensaje por Victor » Vie Feb 27, 2015 11:19 pm

Nombrar algo en publico es hacerle publicidad. Si se permite o incluso fomenta habrá gente que lo hara y publicara cosas inciertas con el solo proposito de sacar beneficio. todos los medios de comunicación distinguen la publicidad de la información y aun asi hacen publicidad encubierta.

pero mi objeción a la publicidad no solo es para evitar falsos mensajes sino porque es una publicidad que no se corresponde a la realidad. para generalizar algo debe haber un punto común. por ejemplo se puede decir que el ford mondeo es un buen coche o malo y a parte de la subjetividad del criterio, la generalización es posible porque los procesos de fabricación están tan controlados que un altísimo porcentaje de todos los ejemplares de este modelo de vehiculo tienen las mismas características.

Sin embargo no puede generalizarse un criterio sobre objetos que no son regulares. cualquier estadístico sabe que tan importante o mas es la desviación que el valor medio, aunque la mayoría de la gente saca conclusiones solo a partir del valor medio. un artesano que hace pocos instrumentos y cuyo proceso no esta absolutamente controlado obtiene resultados muy dispersos o muy desviados del valor medio y, por tanto, tiene tantos productos peores como mejores que su propia media.

Las generalizaciones de cosas poco homogéneas son muy traicioneras. que los franceses sean unos guarros, los andaluces unos vagos o los catalanes unos tacaños son opiniones que difícilmente pueden sostenerse por la gran cantidad de excepciones, incluso en el supuesto caso de que el valor medio fuese cierto en comparación con la gente de otros lugares. pues lo mismo ocurre con las guitarras. o se trata de un producto abundante y cuya fabricación este perfectamente estandarizada y controlada o no se puede extraer una conclusión general. de forma que cualquier opinión que pretenda generalizar es intinsicamente incierta.

en estas paginas y en este hilo se puede leer sobre la excelsa calidad de ciertos modelos de guitarra del que probablemente nadie ha probado mas que un ejemplar. y es posible que el propio fabricante solo haya hecho ese ejemplar, por mucha pagina web bonita donde de a entender que es un modelo que fabrica todos los días y que vende como churros.

si yo soy guitarrero es muy fácil hacer una web donde diga que fabrico el magnifico modelo X y luego entrar en varios foros y hablar maravillas del modelo X, aunque no haya vendido ninguna siempre habrá gente que acabe creyendo que dicho modelo y de paso dicho fabricante es magnifico. Y esta publicidad es tendenciosa incluso en el caso de que realmente la guitarra sea magnifica. siempre se ha hecho este tipo de falsa publicidad apoyándose incluso de buenos guitarristas cuya opinión se ha comprado mediante dadivas o incluso haciéndoles creer que todas las guitarras de un modelo son tan buenas o lo seran como la que se le ha regalado a el. y ahora con internet es todo mucho mas fácil. esta publicidad general basada en opiniones muy subjetivas y concluidas a partir de una muestra muy pequeña es la que habría que evitar para no confundir a los que se acercan a leernos. no se trata de no nombrar las cosas, sino en no pretender inculcar o contagiar un criterio. ni siquiera sacar conclusiones de este tipo para nosotros mismos.

Yo no hago ninguna publicidad porque no tengo ningun interes, pero entiendo que haya gente que no comparta mi opinion.

Kike
Mensajes: 482
Registrado: Mar Feb 18, 2014 12:32 am

Re: Donde estan los oficiales de los luthiers

Mensaje por Kike » Sab Ago 22, 2015 11:31 pm

koko61 escribió:Muchos de esos oficiales terminan montando su propio taller cuando conocen todos los secretos del oficio...
En primer lugar, convendría aclarar lo que es un oficial, que es algo parecido a preguntarse qué es un jefe o un capataz o un director. No hay respuesta única, porque se trata de categorías profesionales internas a una empresa y no una cualidad del trabajador, nivel de competencia o profesionalidad. Se puede ser jefe o director en una empresa y eso no significa que se mantendrá la misma posición en empresas futuras. Estas categorías no están definidas de forma oficial en ningún sitio, sino en cada empresa o como mucho en cada convenio laboral de una empresa o un sector.

En segundo lugar hay que tener en cuenta que las categorías profesionales de aprendiz, oficial y maestro corresponden a los antiguos gremios que fueron abolidos y prohibidos hace muchísimo tiempo. Las categorías de oficial y maestro serían las equivalentes a las que hoy entendemos como asalariado y empresario, respectivamente, ambos de personas con título académico. La categoría de aprendiz sería la equivalente a la de estudiante profesional realizando prácticas en régimen de internado, casi de servidumbre.

Inicialmente el oficial no era alguien con cierta experiencia o conocimiento pero que sabía menos que el maestro (aunque pudiera ser así en muchos casos), sino el que habiendo superado un largo periodo de formación reglada (el aprendizaje), no había montado negocio propio. Es decir, un oficial era un titulado que trabajaba como empleado, mientras que un maestro era un titulado propietario de un negocio. Podía ocurrir que el oficial supiese más de la profesión que el maestro, aunque no hubiese montado negocio propio.

Más adelante, los maestros, que dominaban los gremios y que trataban de evitar más competencia, instituyeron la necesidad de que para poder tener un negocio propio fuese necesario elaborar una obra maestra y pagar unos derechos de examen (cuyo importe podía suponer los ingresos de varios años de actividad profesional). Esto, y algún otro abuso más, hizo que los oficiales se alejasen de los gremios y que, finalmente, éstos fuesen abolidos y declarada la libertad de industria, por la que cualquiera puede montar un negocio.

Hoy en día, un oficial (de primera, segunda o tercera) no es más que el nombre que se da en algunas empresas o sectores a cierta categoría profesional de un trabajador asalariado de acuerdo a las condiciones de su puesto de trabajo y que remite al sueldo que gana y a su responsabilidad en dicha empresa. Al contrario de lo que ocurría antiguamente, hoy se puede ser oficial (o capataz, jefe, supervisor, director o presidente) en una empresa sin tener ningún tipo de estudio, porque es potestad del empleador asignar al empleado la posición laboral que considere conveniente.

Según la normativa antigua, el oficial que montaba su negocio pasaba a ser maestro. Según la normativa moderna, el oficial que monta su propio taller se convierte en propietario (y muchas veces, también en su gerente o administrador). Antes había que pagar una importante cantidad y superar un examen (muchas veces amañado) y hoy en día se trata de una decisión propia y de la posibilidad y oportunidad de montar un negocio, que nada tiene que ver con 'conocer los secretos del oficio', ya que no existe ningún impedimento para montar un negocio, sin conocer ninguno de dichos 'secretos', confiando en aprenderlos posteriormente o en que serán conocidos por los empleados. Además, en un oficio tan antiguo y poco evolucionado como éste, apenas hay secretos. Lo que hay es conocimiento acumulado que algunos tratan como secreto o misterio y que les interesa ocultar a otros una vez que ellos ya han accedido al mismo.

Igual que antes, para evitar el aumento de la competencia, se ponían trabas en forma de tasas y exámenes, hoy, que no puede hacerse eso, las trabas intentan ponerlas algunos en forma de ocultamiento, misterio y secretismo.

Saludos.

P.S. Todo lo anterior es en España y, probablemente en la mayor parte de los países occidentales; aunque esto último no lo puedo asegurar ya que no conozco bien la normativa laboral extranjera.
Para estudiar y conocer los instrumentos con la razón por encima de la emoción y con la evidencia por encima de la opinión.

Volver a “Luthiers, taller de guitarras”